Thursday, February 12, 2009

CRISIS

Fue un sábado por la noche en la que me encontraba, relajadamente, viendo televisión; cuando inesperadamente interrumpieron la programación. El ministro de finanzas del flamante gobierno apareció en la pantalla anunciando que la moneda nacional estaba siendo devaluada en mil ochocientos por ciento. Si; 1,800 por ciento. La “necesaria” medida económica era “para el bien del futuro de la economía del país”. Al terminar su exposición el ministro nos deseó a los peruanos toda la ayuda de Dios. Adiós relajo.

Acostumbraba a comprar la comida para la semana en las mañanas del domingo. Tempranito iniciaba las compras yendo a la panadería del barrio por pan calientito del día, tamalitos domingueros, y un poco de queso y jamón. Al pagar, solo por el pan esa vez, el dinero de mi billetera se esfumo. Caput, ido, magia. No más.
Aun sin asimilar el porrazo, regresé a casa por una calle, ese día, totalmente solitaria. Transpiraba absoluta soledad. El pueblo no había despertado. Y cuando los pueblos duermen, sus gobernantes aprovechan para cargar el peso de las crisis sobre sus hombros.

Hoy, no es un ministro el que me da una noticia “electrocutante”. Esta vez, es el gerente general en la empresa en la que trabajaba. “Me veo en la desagradable situación de informarte que trabajas hasta el día de hoy. Gracias por la lealtad mostrada a la Empresa”, ¿Así no mas?, “Así no mas.”
La recesión que no afectaría al Canadá me afecto directamente, como esta a afectando a los miles que van engrosando la cifra de los desempleados.

Hace escasos tres meses el Primer Ministro Canadiense aseguraba que la economía del país estaba, gracias a la buena conducción de las finanzas nacionales, libre de la crisis económica que ya envolvía al país vecino.
La realidad comprueba el engaño o, en el mejor de los casos, la absoluta incapacidad de predicción que nos pone a todos en mayor y eminente peligro.

Sin la oportuna previsión, una situación difícil se convierte automáticamente en crisis al exigirnos actuar sin plan preconcebido y conveniente, que a la par que corrija causas emprenda correcciones buscando soluciones que aprovechen las nuevas oportunidades. Mientras mas demore este diagnostico y plan (que deberá ser integral) la solución se ira progresivamente complicando.
Las crisis enfrentadas irresponsablemente generan el riesgo de actuar sin capacidad de éxito, dando manotones de ahogado que solo producen el desperdicio de útil y preciosa energía.

Debemos siempre recordar que los gobernantes actúan de acuerdo a las demandas y exigencia de los pueblos.

Mañana saldré a la calle a observar, si esta vez, hemos despertado.

2 comments:

Renato said...

Felicitaciones Aldo !! Muy buena narrativa. Esperando leer mas. Saludos.

Aldo Antonio Fernandez said...

Renato es el amigo con el que he re-encontrado las tertulias en las que se arregla el mundo entero.
Es promotor de la medicina alternativa.
Visiten su portal en la net:
www.incitehealth.com

Gracias Renato.